¿buscas algo?

Translate to...

viernes, 11 de noviembre de 2016

Mi propia Historia Interminable

Buenos días!!

ha pasado mucho tiempo desde la última vez que di vidilla al blog, lo sé y te pido disculpas. Quizás te preguntes qué ha pasado para que hayas estado tanto tiempo sin saber de mi.. Si es así y quieres regalarme un minutillo te lo explico, ¿te parece?

LA HISTORIA INTERMINABLE



Mi móvil, de repente, dejó de enfocar al hacer las fotos, y cada vez que intentaba sacar alguna decente para hacer un post sólo conseguía una foto borrosa. Me embarqué en un periplo de envíos y recogidas defectuosas con mi compañía de teléfono y aquí estoy, casi un año después y con la solución al problema: comprarme otro móvil nuevo y seguir peleando por el anterior hasta donde haga falta! Para darte más detalles, mi móvil salió de la tienda con un problema de enfoque de la cámara y por arte de magia llegó con golpes al servicio técnico, con lo que la garantía no cubre la reparación y pretenden que pague casi 300€ para arreglarlo! Visto lo visto, decidí que la mejor opción era dejar de intentar solucionarlo con la compañía y "tirar" por los cauces legales para hacerlo, pero como no podía quedarme sin móvil (y sin cámara que enfocara) pues no me quedó otro remedio que hacerme con un nuevo terminal.

No me ha sorprendido en absoluto que me hayan dicho desde la Oficina de Consumo de mi Ayuntamiento que la empresa no ha aceptado mis alegaciones y que se escudan en que el móvil llegó con un golpe... ¿qué puedo hacer?

 Maldigo a Fujur por si lo dejó caer durante el traslado? 


Me enfado con Morla por la lentitud en todo este proceso?

Seguiré los consejos de Engywuck y Urgl y lo dejaré sin intentarlo?

NO! Seguiré adelante a ver hasta dónde me lleva el sendero y qué pasa al cruzar la
Puerta del Gran Enigma


Además de la Historia Interminable del móvil golpeado por artes oscuras, te confieso que el hecho de tener un trabajo a tiempo completo me está "robando" tanto tiempo que ya no puedo dedicar todo lo que me gustaría al blog, ni a mi página de Facebook, que también ha mostrado síntomas de letargo, pero creo que ahí tengo que asumir la culpa, porque no he sabido organizarme lo suficiente como para poder compaginarlo.

 Aunque aún queda bastante -o no tanto- para las navidades, te prometo que es uno de los propósitos que tengo para el próximo año, organizar mi cabeza y mi entorno para poder dividir mis horas entre deberes y placeres!

¿Intenciones? retomar el blog, el curso de patchwork, enseñarte las cositas que he ido haciendo durante este tiempo (aunque no hayas sabido de mi, he seguido cosiendo, diseñando, dibujando... ) y comentarte algunos proyectos interesantes que tengo revoloteando entre la cabeza y el corazón.

Un abrazo y hasta pronto!

Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips