¿buscas algo?

Translate to...

miércoles, 22 de julio de 2015

Curso Patchwork. Lección 14. Hexágonos!


Muy buenos días! uff, uff, pensé que hoy no iba a llegar a tiempo, la verdad, he tenido unos días moviditos en el curro, en casa con mi lavadora que le dio por dar saltos como loca y hacer un ruido que parecía que había caído una bomba... aaarrg! Total, te resumo, tambor roto, contrapesos rotos... menos mal que aún está en garantía y por suerte el servicio técnico ha optado por cambiarla directamente por una nueva! moooola! eso sí, de la cantidad de ropa acumulada en una semana tendré que dar buena cuenta desde que me llegue, qué ganas!! 

Desde finales de la semana pasada he tenido mucho insomnio; para que te hagas una idea te diré que la mayoría de días no podía dormir más allá de las 5 de la mañana, y el colmo fue el martes, que me desperté a las 2 y listo, ya no pude dormir más. Pues bien, quería aprovechar ya que estaba despierta, así que me propuse hacer algo con hexágonos, ya que es una técnica que (por lo menos yo lo hago así) no hace ruido, al ser cosido a mano, además de ser perfecta para aprovechar retalitos!  ;)

Hacer los hexágonos es muy fácil, lo primero que tienes que tener es una plantilla para que queden todos iguales, así que te he hecho una para que puedas imprimirla y elegir el tamaño de hexágono que prefieras. 



¿Cómo lo hago? pues mira, una vez tengas la plantilla, recorta la que elijas para coser. Yo uso acetato para hacer una plantilla duradera, es muy fácil de encontrar y muy económico. Si no encuentras acetato puedes ir a cualquier papelería y comprar los plásticos transparentes que se utilizan para encuadernar apuntes, libros, etc, sabes? son unas hojas de tamaño folio que puedes encontrar tanto transparentes como en colores. Coloca tu hexágono en la plancha y márcalo con un rotulador permanente. Espera que seque y vuelve a recortarlo. Ahora tendrás una plantilla que puedas usar una y otra vez sin que se estropee.

Coloca tu plantilla sobre un folio y repite el diseño tantas veces como hexágonos quieras hacer. Recorta los hexágonos y colócalos en los retales de tela que quieras aprovechar, sujetándolos con un alfiler. Recorta dejando un margen de medio centímetro (este corte no tiene por qué ser preciso, puedes hacerlo con tijeras, por ejemplo, ya que quedará escondido en la trasera. 


Prepara una aguja con un hilo que contraste con la tela, que sólo vamos a hilvanar para que no se deforme. Clava tu aguja cerca de una esquina


Saca la aguja por el centro, dobla la siguiente esquina hacia adentro y aprovecha el siguiente punto para "atraparla"



Repite el proceso hasta que hayas rodeado todo el hexágono. Fíjate cómo quedan las esquinitas, bien formadas, ves?


Repite tantas veces como hexágonos quieras coser


Ahora vamos a planchar, tanto por el derecho como por el revés


Para ayudar a mantener la forma, uso apresto en spray, rocío y paso la plancha, y la tela queda con mucho más cuerpo.


Una vez los tengas todos hilvanados y planchados, colócalos como quieres que queden una vez cosidos, ya que es muy fácil que te líes si quieres conseguir una forma concreta y no la pones primero sobre tu superficie. 


Ahora necesitas un hilo que vaya bien con tus telas, si vas a usar muchos estampados y colores diferentes, puedes optar por un neutro, como el blanco o el beige.
Clava la aguja sólo en la tela por la parte trasera, para dejar el nudo oculto, ten cuidado de no coger el papel con esta costura, y haz una costura invisible como te enseñé aquí al cerrar la gallina.


Ya tienes dos hexágonos juntos, ahora para unir el tercero colócalo frente a uno de los dos que acabas de coser, alineando bien los bordes.


Cuando tengas ese lado cosido, enfrenta los dos que te quedan sin coser


Lógicamente, uno de los que cosiste, cuando unas los dos extremos, se te doblará a la mitad, no pasa nada


Continúa uniéndolos y terminarás en seguida tu proyecto!


 Por el revés, fíjate que los uniones hayan quedado bien cerradas, si alguna te quedó un poco más abierta, puedes dar algunas puntadas por atrás para cerrarla bien (fíjate en el círculo que te marco)


Con cuidado, corta los hilvanes y retira todos los hilos sobrantes


En este paso yo siempre vuelvo a planchar, para evitar que pueda perder la forma


Con cuidado, retira el papel del hexágono, no lo tires, que puedes reutilizarlo una y otra vez!


Vuelve a dar apresto y da un planchado final por detrás


y por delante... 


Ya tienes tus hexágonos para poder aplicarlos en un cojín, por ejemplo, o un bolso, o si unes varios puedes hacer un camino de mesa, o .. lo que quieras!


Ya te enseñaré qué hice con los míos, cuando tenga claro qué quiero hacer con ellos, claro! jajja


¿Qué te parece? ¿te animas a probar?

Bueno, pues esto ha sido todo por hoy, espero que te haya gustado y aprovecho para comentarte que me voy a coger unas pequeñas vacaciones del curso, que llevo desde el 15 de abril sin parar y la verdad es que ahora mismo necesito tener al menos una semanita para mi, no sé si pararé la semana que viene o la siguiente, ya veré cómo viene la semana, pero sigue conectada, que voy a intentar seguir publicando alguna otra sorpresilla.. ;)

Un besito!!

Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips